22.9.15

EL PAPA Y FIDEL HABLARON SIN INTÉRPRETE

Buscando en internet algo sobre el Caribe, vi ayer una noticia que decía «Il Papa e Fidel hanno parlato senza interprete». Reído, abrí el texto de la noticia y la leí completa: ¡Claro!, no era un gazapo de los redactores italianos, se refería a la visita del polaco Juan Pablo II a la isla en los noventa y no a la del argentino que se reunió en estos días con cada uno de los hermanos Castro en La Habana.

Seguí rebuscando, picado por la curiosidad, y me encontré con una foto publicada por la misma iglesia católica a través de su agencia ACI Prensa que muestra a Francisco rezándole a la Virgen de la Caridad del Cobre o, visto de otra manera, muestra al Obispo de Roma, vestido de blanco perfecto, incluida la cabeza cubierta con el mismo color sagrado, ofreciéndole flores y oraciones a Ochún, la orisha del amor, la femineidad, la sensualidad y de todas las cosas por las que vale la pena vivir. ¿Qué le pediría Bergoglio a Ochún? Lo sabrán los espíritus del Caribe.


Pero, por algún motivo, mientras observaba la foto, no podía dejar de pensar en la letra de esa vieja canción de la superdotada Xiomara Alfaro, conocida en su época como el Ruiseñor de la Canción, donde pedía «Ochún, Ochún, mi Ochún, yo quiero un negrito lindo pa que quiera mucho a su mamá [...] que sea guapo y fuerte, que tenga libertad, pa que los mayoral no le pueda pegar».